Maldita Bellota surge como concepto entre el pasado y el futuro. Entre lo políticamente correcto y lo que no lo es tanto.

Nacimos en la dehesa, en el campo, allí crecimos y de allí venimos. Nuestra larga trayectoria en el ámbito del ibérico es lo que nos diferencia. Nos criamos entre gorrinos y bellotas, mimando el arte de la crianza, deseando al animal por su exquisita carne y maldiciendo, por nuestra edad, la dureza del campo.

Años más tarde y cargados de experiencia, decidimos crear nuestra propia marca de Ibéricos, convencidos de la necesidad de compartir nuestra experiencia y nuestras vivencias.

La decisión de maldita, se debe al tono irónico al referirnos a ese manjar llamado bellota que tantas vivencias nos ha aportado. 

Maldita Bellota, es un tributo a los años de experiencia, al incesante trabajo, al propio deseo que siente el animal por consumirlo, al incansable recorrido que hace para encontrar su manjar. 

Maldita Bellota, hace honor a todos los manjares, sensaciones y emociones que nos hace sentir ese maravilloso producto llamado Bellota cuando se mezcla con la palabra Jamón.

Maldita Bellota, Bendito Jamón de Bellota.